Amores eternos: amoríos que marcaron la cancha de fútbol

Hay amores que dejan huella. Algunos duelen y de solo recordarlos un suspiro brota del pecho. Existen otros amoríos que jamás se alejan de ti. Aquellos que por más que pasa el tiempo no logran escapar del corazón. Esos amores eternos en los que se entrega la vida y el alma sin pensarlo. Que solo ocurren una vez y a los que guardas respeto y fidelidad.

En el fútbol existen relaciones similares a la descripción anterior. Varios son los futbolistas que terminan de tajo su vínculo con su club y se van, los olvidan. Son ejemplares y escasos aquellos jugadores que hallan en su club esa conexión especial. Aman con locura la playera, la cuidan y a partir de ello, hacen crecer a la institución. Solo el amor logró que estos jugadores pasaran a ser leyendas en su club.

 

 

 

 

Francesco Totti y la Roma

En 1989, cuatro años antes de convertirse en jugador de la Roma, su madre le dio una importante lección: la casa es lo más importante. Fiorella, su mamá, había rechazado una propuesta del Milán por fichar a Francesco. Fue así que el 28 de marzo de 1993 debutó con 16 años para la Loba. Juró protegerlos y amarlos como su propio hogar. Son de esos amores que ya no hay.

Pasó 24 temporadas con la Roma. Ganó 1 Scudetto y 2 copas de Italia. Se consagró como Capocannoniere en la temporada 2006-2007. Fueron 39 años con la Roma, 25 de ellos como futbolista. 619 apariciones y 250 goles. Una relación que hasta el día de hoy demuestra que la Roma y Totti son uno mismo.

 

 

 

 

 

 

Paolo Maldini y A.C Milán 

Paolo nació y creció en Milán. Era parte de la ciudad desde que tenía memoria. Una vez que decidió que el fútbol sería lo suyo, le entregó el primer guiño al club rossonero. El Milán aceptó y desde entonces forjaron una relación llena de triunfos para ambos y mucha conexión que no se perdió jamás en la cancha. Maldini se entregó en cuerpo y alma al rojo y negro pues más que su club, era su ciudad. Por siempre llevaría esos colores como el recordatorio de que su vida y sus amores se encontraban en la capital italiana.

Debutó el 20 de enero de 1985 con 17 años de edad. Pasó la mitad de sus 49 años como jugador del A.C Milán, 24 años para ser exactos. En ese tiempo, ya fuera como lateral o defensa central, peleó siempre por los suyos. Registra 902 partidos vestido como rossoneri. Un total de 25 temporadas en las que ganó 7 Series A, 5 Supercopas de Italia y 1 Copa de Italia. Registra 5 Champions League, 5 Supercopas de Europa, 2 Copas Intercontinentales y 1 Mundial de Clubes. “El Eterno” es un icono del club desde entonces.

 

 

 

 

 

 

Gianluigi Buffon y Juventus  

Llegó a la “Vecchia Signora” el 3 de julio del 2001 procedente del Parma. Se convirtió en el portero más caro de la historia pues su pase le costó 52 millones de euros a la Juventus. Un pago que con el tiempo Giggi pagó con lealtad, entrega y cariño hacia el club de Turín. Debutó en 2001 y su amor incondicional por el equipo, lo hizo parte importante cuando la Juve se veía envuelta en un caso de amaño de partidos en las temporadas 2004-05 y 2005-06. Como castigo se le retiraron ambos títulos y el equipo descendió a la serie B.

Contando este episodio negro, Buffon tiene 17 años con la Juventus. Ha conseguido levantar 10 veces el Scudetto, 3 Copas de Italia y 5 Supercopas de Italia. Su registro marca 642 partidos con la “Vecchia Signora”. Su relación recuerda a esos amores confidentes y fieles hasta el fin.

 

 

 

 

 

 

Javier Zanetti e Inter de Milán

Debutó con el Inter de Milán el 27 de agosto de 1995. Jamás imaginaría que aquel partido marcaría un noviazgo de toda la vida con los neroazzurros. Jugó con el inter de 1995 a 2014. Registró 850 apariciones con la camiseta neroazzurra, único club del Pupi en Italia. Tanto creció la relación entre su club y él que justo cuando se retiraba su mítico número cuatro también se retiraba de la cuenta oficial del equipo. El respeto que existe entre ambos llevó a  Zanetti colocar en el centro de su corazón al Inter de Milán, equipo de sus amores.

Como palmares, il Capitano consiguió 5 veces la Serie A de Italia, 4 Supercopas de Italia y otras 4 de la Copa de Italia sin olvidar su  Champions League ganada frente al Bayern en el Santiago Bernabeú . Su amor con el Inter lo llevó a firmar como vicepresidente del club al finalizar su carrera. El 26 de abril del 2016 anunciaba su unión de por vida con los de Milán en un contrato que lo ata a Lombardía para la eternidad.

 

 

 

 

 

 

Steven Gerrard y Liverpool 

Steve G vivió y jugó para el Liverpool durante 17 años. Siempre vivió enamorado de los Reds. Nunca los dejó caminar solos y en todo momento protegió sus colores. El Liverpool sigue extrañando tener un capitán tan identificado y enamorado del club tal como lo hacía Gerrard.

Debutó en Liverpool el 29 de noviembre de 1998 en su casa. Registra 710 partidos para los Reds. Fueron 17 temporadas en las que ganó una copa de la UEFA, 2 Supercopas de Europa, 2 FA Cup, tres Copas de la Liga y una Community Shield, además de la Liga de Campeones, conquistada en 2005.

 

 

 

 

 

 

Ryan Giggs y Manchester United

Ni siquiera él imaginó que su amor estaría fuera de su isla. Tuvo que recorrer algunos kilómetros para encontrarlo en Manchester. Los Red Devils lo integraron al club y a partir de entonces, el galés nunca dejaría de hacer diabluras. Giggs se mantuvo fiel con Manchester por más de dos décadas como jugador.

Debutó el 2 de marzo de 1991 con el Manchester United para retirarse después de 23 años con los de Manchester. Registró 24 temporadas enfundado con la casaca roja. Jamás adoptó otro color. Reúne 963 partidos oficiales y 169 goles para el Man U. Obtuvo 10 Community Shields, 13 Premier Leagues, 4 Football League Cup.  Además de una Supercopa de Europa, Dos Champions League, una Copa Intercontinental y un Mundial de Clubes.

 

 

 

 

 

 

Paul Scholes y Manchester United

Su relación se mantuvo por diez años. Claro, solo estamos hablando en el terreno de juego pues el amor de Scholes hacia Manchester es eterno. Nunca en su vida profesional cambió de club. Siempre mantuvo fidelidad por el club que lo debutaría recién empezado el siglo XXI. A pesar de tener romances con equipos de otros países, Paul recordó que los amores como el que sostenía con su club, jamás hallaría otro.

Paul Scholes pasó 20 años con el Manchester United en el que registra 700 partidos oficiales como jugador de los Red Devils. Marcó 154 goles y obtuvo 11 Premier Leagues, 3 Football League Cup, 7 Community Shields 3 FA Cup. Sin olvidar sus dos Champions League y su copa Intercontinental junto al Mundial de Clubes.

 

 

 

 

 

 

Carles Puyol y Barcelona

El Tarzán, como le apodaban, además de ser futbolista es Catalán. Por eso cuando hubo que probar su orgullo le rogó al Barcelona hasta que se juntaron. Carles Puyol nunca defraudó a su casa. Se entregó por su club y por su casa pues el orgullo dictaba nunca rendirse. Barcelona no conoce un capitán de tal carácter hasta la fecha. El gran compromiso de Puyol por su equipo caló hondo y dejó huella en la cancha del Camp Nou.

Debutó con el Barcelona el 2 de octubre de 1999. No se separó del club hasta el 30 de junio de 2014 cuando anunció su retiro profesional. Para entonces ya registraba 593 partidos oficiales para los bluagranas en 15 temporadas. Fueron buenos tiempos para ambos en los que Carles consiguió 6 Ligas de España, 5 Supercopas de España y 2 Copas del Rey. A nivel internacional provocó la obtención de 3 Champions League, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes.

 

 

 

 

 

 

Phillip Lahm y Bayern Múnich

Debutó con el Bayern el 13 de noviembre de 2002. Fue en el Bayern Múnich donde aquel lateral pequeñito, destacó por sus cualidades en la posición. Su club le había dado la oportunidad de volver luego de pasar un año en Sttutgart. Ellos lo extrañaban y él añoraba volver a casa. Este tipo de amores no pueden ser cortados. Viven el uno para el otro.

En el 2004 regresó para quedarse 16 años con el Bayern. Después consiguió participar en 516 partidos con los bávaros. Entre sus logros destacan 7 Copas de Alemania, 9  veces ganador de la Bundesliga, 3 Supercopas de Alemania. Una Champions League frente a uno de sus más grandes rivales: el Borussia Dortmund. También le dio una supercopa de Europa y un mundial de Clubes al Bayern que jamás olvidará a su pequeño capitán.

 

 

 

 

 

 

Frank Lampard y Chelsea

Solo se sintió azul hasta llegar a Stanford Bridge. Antes había jugado para el Swansea City y posteriormente para el West Ham United. Brilló y destacó, claro, pero el verdadero significado de identidad lo halló con Chelsea. Un día probó las mieles de Stanford Bridge y el encanto le duraría 13 años. Fue ahí donde conoció el amor y la fidelidad. Como jugador y más tarde como capitán, le sería leal al club que lo hiciera uno de los mejores centrocampistas de Inglaterra.

Debutó el 19 de agosto de 2001 debut. En ese tiempo promedia 648 partidos con los blues. Registra 210 goles como jugador del Chelsea. Como agradecimiento, Lampard obtuvo 3 Premiers League, dos Copas de Liga, 4 FA Cup, 2 Community Shields, una Champions League y una copa de la UEFA.

 

 

Deja un comentario