Un año más con Checo

Escudería Telmex refuerza su compromiso con el deporte motor mexicano, y un año más estará acompañando a Checo Pérez. ¿Qué le espera al tapatío? Si 2017 fue un año de consolidación, el 2018 debería representar el reto de subir un peldaño más. Bien sabemos que su auto no es el más veloz y que competir con los Mercedes, Ferrari y Red Bull es una labor titánica, casi imposible. Pero Sergio se ha empeñado en demostrar a lo largo de estos años una gran capacidad que lo ha llevado a ser el piloto más destacado fuera del selecto grupo de campeones del mundo.

Y es que el tapatío ha superado prácticamente a todos los que han competido en circunstancias similares a las suyas. Entre sus víctimas está Valteri Bottas, que hoy goza de un asiento en Mercedes, el constructor campeón del mundo. Checo hizo más puntos que el piloto finlandés (101 contra 85) en la temporada 2016, y sin embargo, su esfuerzo no fue recompensado para subir a un auto con la tecnología necesaria para competir por el campeonato.

El jalisciense no solo ha estado por encima de sus rivales, sino también de sus coequiperos. El año pasado, compartiendo escudería por primera vez con Esteban Ocon, Checo lo superó por un margen de 13 puntos. Y el francés forma parte del programa de desarrollo de talento joven que tiene Mercedes, por lo cual no nos debería extrañar si el próximo año sale de Force India y lo vemos ocupar la segunda plaza de la escudería germana.

 

Antes de eso, Pérez demostró su valía como piloto número uno de su equipo, superando en las dos últimas temporadas a Nico Hulkenberg en un duelo directo dentro de Force India. Con autos y condiciones similares, el mexicano siempre estuvo por encima en la pista de carreras. En 2016, fueron 29 puntos de diferencia, un abismo considerando que ambos pertenecían al mismo equipo. Un año antes, habían sido 20 unidades las que separaron al alemán del alto listón que dejó el miembro de Escudería Telmex.

No sabemos si en algún momento la justicia le hará revolución a Checo, lo que sí sabemos es que él seguirá haciendo frente a los retos que vendrán en un 2018 que se vislumbra como un año en el que nuevamente Mercedes marcará la pauta, y Ferrari tratará de recuperar la hegemonía, sobre todo tratando de pelear el campeonato de constructores, sabiendo de antemano que será muy complicado que alguien logre arrebatarle a Lewis Hamilton el título mundial.

 

Deja un comentario