La batalla de dos continentes

Portugal y Chile en la primera batalla, Alemania y México en la segunda. Las semifinales de la Copa Confederaciones presentan un doble duelo cruzado entre cuatro de los mejores exponentes de Europa y América a nivel de selecciones mayores, confirmando una vez más, que el mejor fútbol del mundo se concentra en esos dos continentes. Ni África ni Asia y mucho menos Oceanía, se acercan al nivel competitivo de las mejores selecciones europeas y americanas, los que luchan constantemente por la supremacía de ese apasionante planeta llamado balompié.

Portugal FPF

Portugal, campeón de Europa, 8º en el ranking FIFA. Con la credencial de tener al mejor futbolista del mundo de la actual temporada (con perdón de los fans de Messi), a los lusitanos les basta y les sobra para presentar su candidatura al título del torneo que antecede a la Copa del Mundo. Tal vez dentro de un año no les alcance en la máxima justa, pero hoy están en la elite mundial, y han portado dignamente el cetro que ostentan desde la conquista de París de hace un año… como si ser campeón de la Euro fuera poca cosa…

 Chile, campeón de América, 4º en el ranking FIFA. ¿O deberíamos decir bicampeón? Los andinos, que hasta hace dos años nunca habían ganado una Copa América, han aprovechado al máximo la mejor generación de su historia. Y en este caso sí es indudable que los Vidal, Bravo, Alexis, Medel, Isla y Vargas, son lo mejor que, en conjunto, ha dado Chile en su historia. Tal vez porque a Marcelo Salas, Iván Zamorano y Elías Figueroa les faltó un arropo como el que ahora sí encontraron las fulgurantes estrellas de La Roja.

Alemania Alemania, campeón del mundo, 3º en el ranking FIFA. Aún con un equipo alternativo, los alemanes se pueden dar el lujo de competir y ganar en un torneo de talla mundial. Lo tienen en su ADN, así es que no importa si en Rusia hay chavales de 23 años portando la camiseta germana. Ellos entienden de qué va esto. Y por lo menos la mitad de ellos estará en la próxima Copa del Mundo, junto con los astros que ya todos conocemos: Özil, Müller, Neuer, Kroos y compañía.

México

México, campeón de CONCACAF, 17º en el ranking FIFA. Aunque para mucha gente el Tri sea el patito feo de los cuatro semifinalistas, por el simple hecho de representar como actual monarca a una Confederación mucho más endeble, la realidad es que México ha demostrado en muchas ocasiones su capacidad de competir al más alto nivel. Ojo, de competir. De ganar, todavía no. Y ésta es precisamente una oportunidad dorada para comenzarlo a hacer, en un torneo que se juega lejos, muy lejos de la querencia azteca.

 

Deja un comentario