Homenaje a los campeones

Manchester City vs West Ham United

El campeón más destacado del 2014 fue, sin duda, el seleccionado de Alemania, que conquistó en Brasil su cuarto campeonato del mundo. Pero a nivel de clubes, ¿quiénes fueron los campeones que sobresalieron? Aquí un recuento:

Manchester City – Los Citizens se sobrepusieron a una temporada espectacular del Liverpool, a los 31 goles de Luis Suárez, a una dolorosa derrota en Anfield Road y a una desventaja de cuatro puntos cuando solamente quedaban cuatro jornadas por disputarse, aprovecharon los inesperados tropiezos de los Reds, y se enfilaron a ganar su segunda liga en las últimas tres temporadas, la primera bajo la dirección de Manuel Pellegrini.

Sevilla – Hay amores eternos, idilios que parecen estar predestinados para sus dos medias naranjas. Desde el célebre gol del desaparecido Antonio Puerta ante el Schalke, el Sevilla pareció estar hecho para la Europa League, un torneo que ha conquistado ya en tres ocasiones en las últimas ocho temporadas. Antes fue Juande Ramos, ahora fue Unai Emery el hombre que le dio esa gloria continental al club andaluz.

Real Madrid – La obsesión de los Merengues por reconquistar la Orejona por fin llegó a su fin, luego de una dramática definición en tiempo extra ante su vecino incómodo, el Atlético de Madrid. Carlo Ancelotti tapó bocas de muchos detractores, acrecentó la fama que le precedía de saber manejar grandes egos en sus vestuarios, ganó su tercera Liga de Campeones, e inscribió su nombre con letras de oro en la historia del Real Madrid.

Bayern Munich – Los bávaros han vuelto a monopolizar el campeonato alemán con su segunda liga consecutiva (la primera en la era Guardiola), tras una breve rebelión de dos años a cargo del Borussia Dortmund. El equipo muniqués pudo haber terminado la temporada de manera invicta, pero un relajamiento, quizá subconsciente, por haber ganado el título con tanta anticipación y por pensar en la Champions, le impidió hacer más grandiosa su temporada.

Atlético de Madrid – Los Colchoneros ganaron su décimo título de liga, pero este no fue uno más. La proeza de Diego Simeone y sus pupilos fue mayor porque se coronaron en una era dominada completamente por Barcelona y Real Madrid, dos clubes que a punta de billetazos habían ganado nueve títulos al hilo, hasta que llegó una escuadra llena de corazón, garra y buen fútbol, que al grito de guerra del Cholo logró una temporada para enmarcar.

Deja un comentario