Grandeza exigua

Chivas_vs_Cruz_Azul

Cuando el Cruz Azul y el Guadalajara se enfrenten este sábado por la decimoquinta jornada de la Liga MX, habrá 19 títulos sobre la cancha del Estadio Azul. El peso de la historia estará presente. Las 11 estrellas rojiblancas y las 8 azules no podrán desaparecer de los escudos. Pero, ¿qué hay del presente?

La grandeza de un equipo de futbol no se puede medir solamente en función de su pasado. Si así fuera, equipos con antecedentes gloriosos seguirían siendo considerados grandes, y aunque sus campeonatos quedarán por siempre en los libros, no se puede vivir solamente del pasado. El presente también marca una pauta. Es el aquí y ahora.

Guadalajara no ha levantado un trofeo de liga desde el Apertura 2006, cuando los ya retirados Adolfo Bautista y Oswaldo Sánchez se vistieron de héroes para darle el campeonato al Chiverío en La Bombonera de Toluca. Tras ese éxito, las Chivas dejaron de ser protagonistas un buen rato e incluso se metieron en problemas de descenso. Gracias a que por fin le dieron continuidad a un proyecto, y que han vuelto a hacer las contrataciones de relumbrón que merecía la institución, en este 2017 parecen estar más cerca que nunca de recuperar ese sitio de privilegio.

La maldición del Cruz Azul todos la conocemos. En Diciembre se cumplirán 20 años (¡dos décadas!) sin conquistar un título de liga. Suena a mucho tiempo, ¿no? Bueno, pues consideren que en nuestro peculiar torneo mexicano se juegan dos torneos por año. Serán entonces 40 intentos infructuosos por dar nuevamente una vuelta olímpica. Vaya que han estado cerca, pero desde aquella trágica final contra el América, el equipo parece haber perdido su alma. Ya ni siquiera se asoman a la posibilidad de un campeonato y el club se ha convertido en el hazmerreír de la liga.

Es verdad que durante ese periodo de sequía, se atravesaron dos títulos de Copa, uno para cada institución, pero la exigencia que deben tener estos dos clubes dista mucho de una Copa que, dicho con todo respeto, también la han ganado en estos últimos años, equipos como los Dorados de Sinaloa de la división de ascenso. Por el bien de nuestro futbol, Chivas y Cementeros tienen que estar arriba, peleando por los campeonatos, jugando bonito, metiendo gente a los estadios, defendiendo con dignidad esos colores. Uno ya lo está haciendo… ¿y el otro pa cuándo?

Deja un comentario