Cruz Azul vs UNAM: Todo sea por el orgullo

Las rivalidades se forjan con el paso del tiempo, con enfrentamientos que dejan huella en las memorias de los involucrados y de los mismos aficionados que saben perfectamente que el orgullo está en juego. Puede ser con el vecino, el hermano o el paisano, pero dicha enemistad siempre va a ser considerada como el máximo aliciente de uno de los duelos más importantes de la temporada en curso. Las ciudades, los hogares de los clubes próximos a competir, se paralizan más allá de los 90 minutos en que la pelota rueda dentro del terreno de juego. Las apuestas, los debates futboleros y las remembranzas históricas apoyadas en la estadística, salen a relucir para hacer del juego algo todavía más profundo. Se involucran sentimientos, pasiones y ambiciones. En el argot futbolero nosotros le llamamos: Clásicos.

Y así ‘La Máquina’ y los Pumas de Universidad nos fueron orillando y obligando a catalogar este choque como un clásico juego de orgullos. De prestigio. Probablemente no es un duelo que pueda salvar a alguno de los contendientes de una temporada desastrosa, pero sí puede significar un antes y un después para aquel afortunado que se imponga y se lleve a casa algo más importante que los 3 puntos: la posibilidad de resurgir.

Los dos clubes nos obligan a recordar la grandeza de su historia en los pies de sus grandes jugadores. Por parte de Cruz Azul: Miguel Marín, Ignacio Flores, Rodolfo Montoya, Fernando Bustos, Eladio Vera, Julio Zamora y Carlos Hermosillo, entre otros. De lado de los Pumas de la UNAM: Hugo Sánchez, Enrique Borja, Cabinho, Manuel Negrete, Leonardo Cuéllar, Jorge Campos, Luis García, Claudio Suárez, etc. Verdaderamente un desfile de estrellas que se convirtieron en símbolos de ambas instituciones.

 

Carlos Hermosillo

 

Hugo Sánchez

 

El primer gran capítulo de esta rivalidad se escribió en la Final de la temporada 1978-79 cuando Cruz Azul se impuso por global de 2-0 y conquistó el título del futbol mexicano. Sin embargo, dos campañas después, llegó la venganza para el cuadro auriazul que derrotó por 4-2 a la Máquina y así sumó su segundo campeonato de liga.

Desde la implementación de los torneos cortos en México, ambos conjuntos se han visto las caras en 53 ocasiones donde Cruz Azul ha impuesto una paternidad sobre el conjunto universitario. 22 triunfos para La Máquina y solamente 12 victorias para los felinos, por lo tanto han tenido que dividir puntos y conformarse con el empate en 19 encuentros.

En la actualidad ambas escuadras no atraviesan su mejor momento. Los cementeros se encuentran ubicados en el lugar número 14 de la tabla general dejando mucho que desear en la gestión de su técnico Pedro Caixinha; por su parte los Pumas de la UNAM están en la novena posición peleando directamente por conseguir uno de los ocho lugares que les permita entrar a la Fiesta Grande de la Liga MX. Sin lugar a dudas este encuentro siempre va a acaparar reflectores y en este Clausura 2018 no va a ser la excepción.

4 razones para matar todas las dudas:

¿Por qué el Cruz Azul vs UNAM debe considerarse como uno de los grandes clásicos de la Liga MX?

1. Son dos de los equipos más populares de México y forman parte del grupo de: «Los 4 grandes».

2. Han jugado dos finales históricas con una victoria por bando (1978-79 y 1980-81).

3. Han tenido entre sus filas a grandes ídolos nacionales y extranjeros.

4. En conjunto tienen 15 títulos de liga (Cruz Azul: 8 – Pumas: 7).

 

Deja un comentario