‘Chicharito’: Más allá del banco de suplentes

Debe ser complicado nacer y vivir para patear un balón y que te priven de dicha posibilidad. Es como cuando de pequeños jugábamos con la pelota dentro de casa y al primer cristalazo nuestra madre nos arrebataba la vida entera al esconderla en el armario. Saber que ahí, frente a nosotros y bajo el mismo techo, estaba la posibilidad de seguir tirando derechazos encontrando porterías en cada rincón volvía verdaderamente exasperante la distancia entre la pelota y nuestros pies. Indudablemente así lo vive Javier, así lo vive cualquier amante del fútbol. El estar rodeado de tan peculiares e inigualables atmósferas cada fin de semana, en Wembley o en la cancha popular del barrio, y tener que observar cómo rueda la pelota frente a nuestros ojos sin poder acariciarla ni contribuir para hacer de dicho escenario una verdadera casa de locos al anotar un gol, no es otra cosa mas que meramente una tortura, no existe mejor adjetivo para catalogar tal sufrimiento.

 

 

A lo largo de la vida, como en una carrera o trayectoria como futbolista, demostramos al mundo y a nosotros mismos cuáles son nuestras cualidades y nuestras dolencias. Probablemente en ocasiones es mucho más compleja la notoriedad de las mismas para uno como individuo que para el resto de la gente. Javier ‘Chicharito’ Hernández ha demostrado, por lo menos para mí, tres aspectos importantes a resaltar de su exitosa, pero rocosa, historia.

1- El olfato de gol: Pocos delanteros en el orbe cuentan con mejores registros de gol por minutos disputados que Javier. Podremos criticar su falta de técnica y dribbling, como también su torpe conducción de balón, pero el olfato del ‘Chicharito’ para cazar goles dentro del área lo han llevado a situarse en el top de las ligas más importantes del Viejo Continente. ¿Qué mejor manera de ganarse el respeto y admiración de compañeros de profesión, prensa y afición para un delantero que con goles? Ninguna.

 

chicharito

 

2- Profesionalismo: «El primero en llegar y el último en irse»; una frase que denota la pulcritud del desempeño y compromiso cohesionados para un mismo fin, el cumplimiento y la entrega a tope en cualquiera que sea la profesión. Hernández podrá no haber tenido la mejor de las relaciones con todos y cada uno de sus técnicos, incluso habrá DT’s que han expresado públicamente que el fútbol del tapatío no es de su agrado, pero jamás se ha externado una queja directa en contra de su profesionalismo y entrega. Los logros del delantero con raíces rojiblancas, pocos o muchos, se deben en gran parte a este aspecto.

3- Crecer y creer frente a la adversidad: Por azares del destino, por carecer de suerte en los momentos indicados o por cualquier otro motivo, el ‘Chicharito’ ha participado en dos Copas del Mundo y en ambas le ha tocado mirar al seleccionado de su país desde un costado de la cancha reposando en el banco de suplentes. ¿Pasó sin pena ni gloria? Al contrario, en las dos justas mundialistas se hizo presente en el marcador entrando de cambio. Hasta ahora, Javier tiene 8 partidos jugados en el máximo torneo de naciones y en 7 de ellos ha entrado de cambio. ¿Sus números? 3 goles y 1 asistencia con promedio de un gol cada 82 minutos. Más allá de ser un delantero consolidado y con cierto renombre en Europa, Hernández ha gozado de muy poca confianza para ser contemplado en el cuadro inicial. Tal vez sus mejores rachas como parte del once titular las disfrutó y consiguió en Inglaterra (Manchester United) y Alemania (Bayer Leverkusen) donde consagró los mejores números de su carrera.

 

 

Actualmente, todo parece indicar que su regreso a la Premier League con el West Ham United quedará en una fugaz e insípida experiencia. Una lesión, poca continuidad, el mal paso del equipo y la llegada de David Moyes a la dirección técnica de los ‘Hammers’, parecen desencadenar en un prematuro adiós en su regreso a la liga que lo recibió como promesa y lo vio partir como una realidad. Pero, a pesar de los fuertes rumores que sitúan al mexicano fuera de la entidad ‘Hammer’, David Moyes tendría que recurrir al ‘Chicharito’ de cara al encuentro de este fin de semana, duelo en el que el West Ham recibe al Bournemouth en el Olímpico de Londres.

Las bajas que han afectado a la plantilla podrían dejar al técnico escocés sin margen de elección. Con las lesiones de Michail Antonio y Andy Carroll, sumado a las molestias que viene arrastrando Andrew Ayew, Moyes sólo cuenta con dos delanteros tipo: Arnautovic y ‘Chicharito’. Pinta difícil que con una sola actuación Javier pueda llenarle el ojo a un técnico que jamás ha sentido empatía por su juego. Hernández no fue del agrado del escocés en Manchester y tampoco lo es ahora en Londres, por lo tanto es cuestión de tiempo para que ‘Little Pea’ (como lo conocen en Inglaterra) vista su quinta casaca a nivel de clubes y todo apunta a que será la del Besiktas de Turquía. Todo sea por llegar encarrerado al Mundial de Rusia 2018, y así, poder gozar de su primera titularidad en Copas del Mundo. De no concretarse su pase o de no conseguir minutos suficientes de cara al Mundial, sin lugar a dudas veremos a Javier callando bocas y rasgando gargantas cuando vuelva a romper la red en la máxima justa de naciones que está ya, prácticamente, a la vuelta de la esquina.

 

chicharito

Deja un comentario